5 cosas que me encantan de Jalisco

Hace unas semanas les platiqué las 5 cosas que extraño de vivir en la Ciudad de México, como les comenté en esa nota hace casi 5 años me mudé a la Ciudad de Guadalajara en el estado de Jalisco y prometí hacer una nota sobre este hermoso lugar, así que allá vamos.

Son muchas cosas las que me han enamorado de este lugar y por las cuales he decidido vivir y construir mi futuro aquí, como no hay tiempo suficiente para describir cada una de ellas se las platicaré a grandes rasgos.

1. Comida

Ha sido una verdadera delicia deleitarme con tantos platillos típicos de Jalisco, sabores que nunca había probado y que ahora no se como podría vivir sin ellos, si algún día me mudo a otro lugar ya tendré una lista más grande de comida para añorar. Algunas de las comidas típicas son: carne en su jugo, torta ahogada, lonches, lonche bañado, birote, birria, tacos de barbacoa, jericalla, buñuelos y churros; aunque existe una gran variedad de platillos que también comparten con otros estados varían un poco en su preparación, como lo son: los tacos de suadero y al pastor, las gorditas, el pozole, entre otros.

platillos-jalisco

Sigue leyendo

5 cosas que extraño de la Ciudad de México

Desde hace poco más de cuatro años dejé mi ciudad natal para mudarme a la Ciudad de Guadalajara, en el hermoso estado de Jalisco y aunque me ha gustado vivir en este lugar, del cual les hablaré en otra nota, hay cosas que siempre voy a extrañar de la tierra en la que nací y crecí. Lo curioso es que son cosas tan cotidianas, que nunca me detuve a reflexionar que tanto me gustaba que estuvieran ahí.

1. Transporte público

Por increíble que parezca (hasta a mi me sorprende), el transporte público es algo que realmente extraño, cuando vivía allá me parecía que era bastante deficiente y claro que tiene sus detalles malos; los cuales para nada extraño, sin embargo, todos los aspectos positivos son los que a veces me hacen falta.

Sigue leyendo

Online friends: más cerca que nunca

Últimamente me he puesto a reflexionar mucho sobre mis amistades en línea y de hecho, la idea de esta nota me fue proporcionada por uno de mis amigos más cercanos, el cual irónicamente es alguien que no esta precisamente cerca de mi físicamente. Y es que de inicio el Internet tenía distintas maneras para poder conocer personas, si bien ahora tenemos a Facebook, Twitter y todas esas redes sociales, antes lo teníamos a modo de chat como MSN Messenger o a modo de simples fotos como Metroflog(¿es que nadie va a admitir que alguna vez tuvo uno?).

No hay que olvidar como en esos inicios no faltaba el comentario de «no hables con extraños» o «nunca le des tu información a nadie» y si, esto sigue siendo pertinente en los momentos adecuados, si no actuamos con inteligencia entonces cualquiera en esta hermosa red de información se puede aprovechar de nosotros pero teniendo el debido cuidado (si, no anden dando su dirección al primero que pregunte o ese tipo de cosas) nos podemos topar con personas como nosotros, con intereses parecidos y que pueden llegar a ser realmente amigos nuestros, el único inconveniente podría llegar a ser que no viven cerca de nosotros. Sigue leyendo

Computación para adultos mayores

«Vive como si fueras a morir mañana.
Aprende como si fueras a vivir siempre.»
Mahatma Gandhi

Desde hace unos meses he tenido la oportunidad de impartir clases de computación para adultos mayores. Ha sido una de  las mejores experiencias que he tenido como docente. He descubierto que no hay edad para sentir hambre de conocimiento y la importancia que tiene en sus vidas el mundo de la tecnología.

Para los adultos mayores los cursos de computación son cada vez más necesarios. Las personas de la tercera edad necesitan y quieren aprender a manejar las nuevas tecnologías que se presentan diariamente. Además las tecnologías de la información son indispensables para la comunicación y la interacción con otras personas, tanto en el campo laboral como en lo familiar.

Estos cursos han sido un verdadero reto para mi, si bien, en otras ocasiones he tenido la oportunidad de impartir clases a niños y jóvenes, transmitir conocimientos a una persona mayor es un poco diferente. En estos meses he podido identificar algunos puntos que considero son importantes tomar en cuenta, para que comprendan mejor los temas.

  • Las clases deben ser un taller en el cual todos participen y aporten ideas, y el instructor solo los guíe.
  • Hacer una lista del vocabulario básico que utilizaremos en el curso, muchas veces cometemos el error de hablarles en términos técnicos que para nosotros son comunes y tienen sentido, pero para alguien que nunca ha tenido un acercamiento con el mundo de la computación, puede ser una verdadera tortura. Sigue leyendo

La vanidad de mi abuela

Hola este es mi post de la semana, lo escribí mientras veía a mi abuela arreglarse una mañana para ir al mercado; mientras eso sucedía me hablaba de el nuevo rímel que había comprado una semana atrás, que servía para dar un efecto 3D a las pestañas.

Sonará una trivialidad y una simple platica de mujeres, pero para mi es una alegría especial poder compartir esa clase de trivialidades con una mujer que es bisabuela de 4 niños y aun tiene más ganas de vivir que muchas jovencitas que tienen la quinta parte de la edad que tiene ella.

Es importante que las mujeres sigamos gustándonos al pasar de los años, que sigamos con ganas de cuidarnos y vernos lindas y sobre todo que nos aceptemos y nos amemos como somos sin importar la edad.

76 soles han pasado sobre su morena piel, con andar airoso y sonrisa plena se pasea aquella señora; figura de mujer mexicana que ha visto pasar el tiempo con elegancia.

Mi abuela tiene la vanidad como esencia, el candor y la femineidad de los años que han pasado sobre ella solo la ha hecho más bella; ejemplo del amor propio que no debe perder ninguna mujer en este mundo.

Cada vez que se pone rímel en las pestañas está realzando esa mirada cansada y briosa que ha visto pasar hijos, nietos, bisnietos; muchas vidas que se han visto reflejadas en esos ojos brujos que aun aman ser enmarcados.

Sigue leyendo

Una avalancha, un incendio (final)

La vuelta a los encuentros, demoledora; los intentos por detener tales encuentros, inútiles y casi de inmediato inexistentes. Pasan las horas de ausencia entre angustia y frustración. Las incursiones son cada vez más arriesgadas y la existencia de un secreto es cada vez más evidente; aquellos encuentros que fueran fugaces e inocentes visitas, se convierten en vertiginosa exploración a lugares recónditos y desconocidos del alma.

Con la angustia y la frustración llega finalmente la culpa, y la carga del secreto se vuelve a cada instante más pesada. Desconocidos y extraños anónimos detrás de las redes sociales se vuelven válvula de escape, pero en ellos aquel hombre solamente encuentra insinuaciones de un mundo ajeno, sugerencias y consejos sobre una vida que, aunque superficialmente atractiva, le resulta finalmente incómoda. Sigue leyendo

… Y fueron felices para siempre

La mujer se casa creyendo que el hombre cambiará.

El hombre se casa creyendo que la mujer no cambiará.

Ambos se equivocan.

Refrán español

Hoy quiero recomendarles el libro «… Y Fueron Felices Para Siempre»,  que leí junto con mi pareja hace ya varios años, justamente cuando empezamos nuestra vida juntos. Este libro trata precisamente de todo lo que viene después de esta frase tan trillada de los cuentos de hadas. Nos explica de una forma muy peculiar todos los retos y dificultades a los que nos enfrentamos una vez que comenzamos nuestra vida en pareja. También nos brinda una serie de consejos que, si ponemos en práctica, nos pueden ayudar a mejorar la convivencia día a día con nuestro compañero y así disfrutar de la relación en lugar de padecerla. Otros temas que se abordan son el noviazgo, el divorcio y la soledad.

Una avalancha, un incendio (primera parte…)

Un hombre, sin saber cuándo ni como, se encuentra un día cualquiera con una amiga del pasado, una chica a la que hacía muy buenos años no había visto. No la saluda con gusto ni con displicencia, pero está definitivamente sorprendido de verla (y de inmediato se arrepiente y tiene unas irrefrenables ganas de abrazarla). Muchas, muchísimas cosas han pasado desde aquella (quizá no tan) tierna infancia en que se conocieron, y da por hecho que su propia persona no es, ni de lejos, la que era entonces.

El hombre debería admitir que se encuentra nervioso (lo hará de inmediato, pero pensará que cualquier sorpresa merece un sobresalto de tal naturaleza). Algo en la emoción de tal encuentro se percibe como una afronta al buen juicio, pero ciertas percepciones, sobre todo las más difusas o las de más reciente aparición, son apenas más llamativas que una comezón.

Sigue leyendo

Ni juzgues, que ni conoces (segunda parte)

Recuerdo a la memoria de Emi

 

Hola, tiempo sin «vernos».

¿en qué me quede…?

¡ah, sí! En Enero de 2008, comenzaba mi segundo semestre de Diseño gráfico en Cuernavaca. Asistí a la primera semana de clases y me di de baja a la semana siguiente jeje porque yo ya había decidido irme lo más pronto posible. Si bien todavía pasaron algunos meses antes de poder preparar todo para mi mudanza y las confrontaciones con mi madre continuaban e incluso se intensificaron por mi baja de la carrera, en el fondo yo ya me empezaba a sentir diferente, pues sabía que todo cambiaría en cuestión de semanas ¡ah sí! para esto a mi madre no le dije nada de mis planes de irme, hasta unos días antes de la fecha histórica…

Sigue leyendo