Cuento: María, continuación

Hace algún tiempo, escribí un cuento que siempre tuve ganas de continuar; María

Esta es la primera parte de la  continuación de María, cada mes iré subiendo nuevas partes hasta concluir, espero lo disfruten.

Despertar del espíritu errante dormido.

Una noche fría, María despertó con las manos heladas y parada junto a la puerta de su casa, sentía en el pecho un enorme vacío que llegaba a dolor, la boca le sabía a tierra y sus ojos estaban llorosos.

Durante toda la semana María despertaba a la misma hora, en el mismo lugar y con las mismas características, y sin recordar por qué estaba ahí.

María estaba muy intrigada por esta situación, por más que hacía memoria no podía recordar el sueño o la razón por la que se levantaba dormida.

Una noche, sintió los tobillos húmedos y fríos y esto la hizo despertar de sobre salto, María estaba parada a la orilla del río, había caminado dormida y otra vez sin saber por qué.

María estaba muy intrigada y asustada para regresar a su hamaca como las otras noches, así que se sentó en una piedra y comenzó a ver el agua del río que corría lentamente,  reflejando una luna plateada enorme y hermosa.

Estaba perdida en esa visión, cuando sintió dentro de su vientre un impulso tremendo de caminar…

María era muy feliz en el lugar donde vivía, lugar al que había llegado mucho tiempo atrás, se había hecho de una casa, tenía amigos y un trabajo, aparentemente una vida normal.

María estaba tan contenta y tan cómoda que había olvidado su origen, la parte de su alma que pertenecía a esa raza de seres que andan por el mundo. Pero cuando uno pertenece a esa estirpe, tarde o temprano la necesidad de echarse a andar resurgirá.

María quería contener esa sensación, quería quedarse, estaba contenta y trataba de dominar esas ganas de caminar.

Desde esa noche, cada día que pasaba el impulso en el vientre de María se hacía más y más fuerte y  ya no hallaba cómo aquietar.

María quería quedarse y le costaba entender que no fue hecha para hacerlo…

Una noche, María no podía conciliar el sueño, la inquietud de su alma la hacía dar vueltas sobre su hamaca, sus pies, ahora activos como nunca, ansiaban el piso, querían andar y andar.

María no pudo más, y como hace mucho tiempo atrás, siguió su impulso y se echó a andar, así, sin avisar, caminó por la noche oscura de luna nueva con los pies descalzos y agarrándose las enaguas.

Habían pasado varias horas mientras María caminaba, estaba triste por lo que dejo pero por otro lado, a cada paso que daba se sentía viva, una extraña energía le recorría el cuerpo y le daba calor y color a sus morenas mejillas, María sentía que sus ancestros la llamaban, que le gritaban desde sus entrañas que siguiera caminando, y así lo hizo, María se echó a caminar al mundo una vez más…

Continuará…

7 consejos que logré reunir tras un año de haber terminado un noviazgo

Pocas rupturas son en las que no hay drama de por medio. Comencé a escribir esta nota días después de haber terminado una relación que compartía con el que, estaba yo segura en aquel momento, era el hombre de mi vida. Y no fue hasta después de un año de esto que pude terminar de escribirla. No se trata de un manual o una receta mágica, sino más bien de una serie de consejos que logré reunir a lo largo de estos meses y  fui guardando para mí y ahora deseo compartir con ustedes, esperando que les sea de alguna ayuda.

1. En esta historia, no hay víctimas, ni villanos, ni superhéroes

Sí, quizá esa inhumana persona te trituró el corazón y las ilusiones de la manera más cruel, pero eso no hace de él un villano, ni a ti una víctima. Sea que sus motivos para irse te parezcan injustos y egoístas, lo cierto es que nunca habrá una manera amable o gentil de terminar una relación cuando hay alguien que sigue enamorado y desea seguir. Acepta que todos tenemos derecho a cambiar de opinión, y todos somos libres de irnos en el momento que queramos.

2. No guardes rencores y no te arrepientas de nada

Sea que hayan durado un mes o tres años, el tiempo que estuvieron juntos fue porque ambos así lo quisieron. Que si hoy o más adelante te das cuenta de que la lista de defectos era más larga de la que anteriormente podías enlistar, no es motivo para que te la pases maldiciendo su recuerdo y el día en el que se conocieron. No te arrepientas de haber amado, no te culpes por haber confiado, aún cuando estés descubriendo que no es quien tú creías que era. El resentimiento puede ocasionar que, por mucho tiempo, esa persona te lastime sin siquiera estar presente en tu vida.

Mujer reflexionando

Fuente de la imagen: https://pixabay.com/

3. Cada persona siente, sufre y sana de manera distinta

Es muy común que, en algún momento, estemos desesperados por encontrar una fórmula mágica para olvidar a quien nos ha hecho daño. He ahí que, posiblemente, acudamos a un amigo para que nos aconseje o, ¿por qué no? el historial de nuestro navegador se llene de búsquedas parecidas a “10 maneras para olvidar a tu ex…”. Desgraciadamente, no existe una receta contra el mal de amores. A algunas personas les funciona tomarse un tiempo a solas, otros descubren su lado artístico, existen algunos que corren a instalar aplicaciones como Tinder, y también los hay quienes adoptan a una mascota… Puede que alguna de estas cosas te funcione o puede que no. El detalle está en probar y aceptar que si algo no funciona, es que ese algo no es para ti, por mucho que leas o te digan que es lo que hay que hacer. Experimenta, pero sobre todo, sé sincero al momento de preguntarte si lo que haces es una solución momentánea o realmente te está siendo de ayuda.

4. Cuida de tu persona

Lo peor que puedes hacer cuando tienes los sentimientos rotos, es maltratar tu cuerpo. No te hagas daño, y que esta etapa no sea excusa para descuidar tu alimentación, tus horas de sueño y tu higiene personal. No te arrojes a los brazos de ningún tipo de vicio, ¡al contrario! invierte el tiempo que sientes que te sobra en consentirte y en poner atención a los detalles que te harán llevar una vida más saludable. Aunque en estos momentos no tengas ánimos ni lo creas así, más adelante tu cuerpo y tu salud emocional te lo agradecerá.

Reflexiones después de un noviazgp

Fuente de la imagen: https://pixabay.com/

5. Valora lo bueno que tienes

No te fijes en lo que se ha ido, si no en lo que se queda y lo que puedes obtener en el futuro. Disfruta de tus amigos, de tu familia, de tu trabajo, de tus mascotas y, sobre todo, de tu propia compañía.

6. Haz del tiempo un amigo, no una excusa

“Todo lo cura el tiempo”, es una frase que lleva consigo mucha verdad, pero también, muchos mal interpretamos fácilmente. Sí, habemos a quienes nos toma un poco más de trabajo que a otros en dejar ir, pero tampoco podemos confiar en que el tiempo hará todo el trabajo. Yo no me atrevo a decir cuánto tiempo es “normal” dejar pasar para superar una ruptura, cuántos días es “demasiado pronto” o a los cuantos meses puedes considerar que te estás convirtiendo en un ex psicópata. Lo que puedo decir es que hay señales que nos pueden indicar que nos estamos estancando y debemos estar atentas a ellas y tomarlas muy en serio. Haz del tiempo tu amigo, sana a tu ritmo, pacientemente; y si notas que te está tomando demasiado trabajo, apóyate en otras personas para salir adelante.

7. Cada historia es distinta

Cuando el momento llegue, no tengas miedo de amar nuevamente por miedo a que todo pueda ser igual. Todo cambia. Incluso en este instante, ya no somos lo mismo que éramos ayer. Puede que nuestras próximas experiencias sean mejores o peores, pero nunca será lo mismo, y lo bueno de esto, es que siempre tendremos algo nuevo que vivir y algo nuevo que aprender.

Reflexiones tras un noviazgo

Fuente de la imagen: https://pixabay.com/

 

 

Cáncer de mama: 3 pasos para autoexplorarse

Hola, el día de hoy les voy a compartir información que me compartieron hace unos días a través de un folleto de un laboratorio clínico (http://www.samcor.com.mx/), la cual considero es muy importante que todas las mujeres conozcamos. Si bien, existen varios tipos de cáncer de mama que son hereditarios y muy agresivos, hay otros que si se detectan a tiempo pueden salvar sus vidas.

Toma en cuenta que los síntomas principales del cáncer de mama son:Síntoma del cáncer de mama Sigue leyendo

5 frases de Pinterest que cambiarán tu modo de ver la vida

Hola a todos los que siguen el blog. El día de hoy les traigo unas frases para refrescarnos de tantas preocupaciones y vivir con mayor armonía. Espero les gusten.

Frase 1. “Es mejor no preocuparse demasiado. Lo que llega es por algo y lo que se va también”. Pasamos demasiado tiempo preocupándonos por todo, por lo que hicimos o por lo que vamos a hacer y dejamos de disfrutar nuestro presente, nos preocupemos o no las cosas pasaran o dejaran de pasar. Es bueno planear y hacer con anticipación nuestras actividades pero sin perder el enfoque de lo que estamos viviendo hoy.

Resultado de imagen para personas relajadas y felices

(Foto de educacion.uncomo.com)

Sigue leyendo

Un nuevo año, un nuevo comienzo

Bienvenidos a un nuevo artículo, como el año esta por terminar esta vez dejaré una nota que nos ayudará a reflexionar y a tener la mentalidad abierta y lista para el nuevo año.

Primero debemos de hacer un recuento de todas las cosas que vivimos durante este año, de la manera más realista y sincera, estas fechas son un momento donde empezamos a sentir un cóctel  de emociones, podemos tener sentimientos mezclados de alegría, nostalgia, esperanza, gratitud y también un poco de enojó, dolor y drama.

Todos estos sentimientos que experimentamos son buenos, son parte de nuestra esencia que tenemos como personas, ignorarlos solo sería quitarle sabor y perder la oportunidad de sazonar nuestras vidas con sinceridad, debemos aprender a vivir con ellos (tanto las emociones positivas como negativas) de esa forma podemos ser más fuertes contra las situaciones que nos provocan estrés, angustia y frustración.

Sigue leyendo

Online friends: más cerca que nunca

Últimamente me he puesto a reflexionar mucho sobre mis amistades en línea y de hecho, la idea de esta nota me fue proporcionada por uno de mis amigos más cercanos, el cual irónicamente es alguien que no esta precisamente cerca de mi físicamente. Y es que de inicio el Internet tenía distintas maneras para poder conocer personas, si bien ahora tenemos a Facebook, Twitter y todas esas redes sociales, antes lo teníamos a modo de chat como MSN Messenger o a modo de simples fotos como Metroflog(¿es que nadie va a admitir que alguna vez tuvo uno?).

No hay que olvidar como en esos inicios no faltaba el comentario de «no hables con extraños» o «nunca le des tu información a nadie» y si, esto sigue siendo pertinente en los momentos adecuados, si no actuamos con inteligencia entonces cualquiera en esta hermosa red de información se puede aprovechar de nosotros pero teniendo el debido cuidado (si, no anden dando su dirección al primero que pregunte o ese tipo de cosas) nos podemos topar con personas como nosotros, con intereses parecidos y que pueden llegar a ser realmente amigos nuestros, el único inconveniente podría llegar a ser que no viven cerca de nosotros. Sigue leyendo

Lo que los videojuegos me han enseñado

Los videojuegos han sido parte del mundo del entretenimiento desde hace ya algunos años. En sus primeros días, un videojuego podía constar de una pantalla negra con dos lineas que actuaran como barreras y un puntito que actuara como pelota rebotando entre ellas y podía ser una cosa alucinante.
No obstante, no quiere decir que los videojuegos de esta generación simplemente se vean bonitos gráficamente sino que con el paso del tiempo estos han ido evolucionando en todos los aspectos, trayendo a nosotros así una vasta variedad de juegos que nos enseñan diversas lecciones aplicables a nuestra vida diaria.
Precisamente de eso es de lo que va esta nota, detalles importantes del día a día que en lo personal aprendí alguna vez gracias a algún videojuego.

Sigue leyendo

Computación para adultos mayores

«Vive como si fueras a morir mañana.
Aprende como si fueras a vivir siempre.»
Mahatma Gandhi

Desde hace unos meses he tenido la oportunidad de impartir clases de computación para adultos mayores. Ha sido una de  las mejores experiencias que he tenido como docente. He descubierto que no hay edad para sentir hambre de conocimiento y la importancia que tiene en sus vidas el mundo de la tecnología.

Para los adultos mayores los cursos de computación son cada vez más necesarios. Las personas de la tercera edad necesitan y quieren aprender a manejar las nuevas tecnologías que se presentan diariamente. Además las tecnologías de la información son indispensables para la comunicación y la interacción con otras personas, tanto en el campo laboral como en lo familiar.

Estos cursos han sido un verdadero reto para mi, si bien, en otras ocasiones he tenido la oportunidad de impartir clases a niños y jóvenes, transmitir conocimientos a una persona mayor es un poco diferente. En estos meses he podido identificar algunos puntos que considero son importantes tomar en cuenta, para que comprendan mejor los temas.

  • Las clases deben ser un taller en el cual todos participen y aporten ideas, y el instructor solo los guíe.
  • Hacer una lista del vocabulario básico que utilizaremos en el curso, muchas veces cometemos el error de hablarles en términos técnicos que para nosotros son comunes y tienen sentido, pero para alguien que nunca ha tenido un acercamiento con el mundo de la computación, puede ser una verdadera tortura. Sigue leyendo

Reflexiones en torno a las ruinas

Un día, él me dijo “Cuantos lindos recuerdos tengo en el corazón ¿Y qué es la vida si no eso? Pequeñas irrupciones de la vida cotidiana que se convierten en la estructura de tu historia”… Y no puede hacer más que sonreír, porque estoy de acuerdo. Estamos hechos de momentos, de recuerdos, de ruinas del pasado.

Ruinas. Restos de un presente que ha sido devastado por el devenir del tiempo. Restos que simbolizan esos momentos, en los que nos hemos sentido plenos, felices, en los que no pensábamos en nada más que en disfrutar el momento que sucedía, con las hermosas personas que me acompañaban… Esos momentos que le dan sentido a todo.

Pienso. El Templo Mayor en México, en algún momento fue importante construcción que simbolizó algo para el pueblo mexica; un espacio que albergó miles de sueños y esperanzas, un lugar de creación, que un día sometido a nuevas y dolorosas ideas, fue  convertido a montones de piedras. Montones que no significarían nada de no ser porque esos guardan historias, guardan momentos y su valor no radica en lo que parecen sino en lo que simbolizan para nuestra cultura. Sigue leyendo