La nada, el silencio y el vacío

silencio

Y de repente al abrir los ojos descubrí que tengo tres nuevas fascinaciones, me gusta  la nada, el silencio y el vacío, sí, esas cosas oscuras y melancólicas que a nadie agradan, desde hace un tiempo que los veo en todos lados, cuando duermo, cuando me levanto, cuando como,  mientras me baño, mientras todo y cuando digo todo, es realmente todo.

Al principio me dieron miedo, sentí  latiguear un erizo por mi espalda, supongo que es producto de que la nada, el silencio y el vacío son punzantes.

Sigue leyendo