Reflexiones en torno a las ruinas

Un día, él me dijo “Cuantos lindos recuerdos tengo en el corazón ¿Y qué es la vida si no eso? Pequeñas irrupciones de la vida cotidiana que se convierten en la estructura de tu historia”… Y no puede hacer más que sonreír, porque estoy de acuerdo. Estamos hechos de momentos, de recuerdos, de ruinas del pasado.

Ruinas. Restos de un presente que ha sido devastado por el devenir del tiempo. Restos que simbolizan esos momentos, en los que nos hemos sentido plenos, felices, en los que no pensábamos en nada más que en disfrutar el momento que sucedía, con las hermosas personas que me acompañaban… Esos momentos que le dan sentido a todo.

Pienso. El Templo Mayor en México, en algún momento fue importante construcción que simbolizó algo para el pueblo mexica; un espacio que albergó miles de sueños y esperanzas, un lugar de creación, que un día sometido a nuevas y dolorosas ideas, fue  convertido a montones de piedras. Montones que no significarían nada de no ser porque esos guardan historias, guardan momentos y su valor no radica en lo que parecen sino en lo que simbolizan para nuestra cultura. Sigue leyendo