Sororidad entre mujeres

Hace unos días, mientras viajaba en un taxi, escuché por la radio una charla de una persona cuyo nombre no recuerdo, acerca de la “sororidad”, para ese momento no sabía qué significaba pero llamó mi atención el tema y sobre todo se me quedaron las palabras de esta mujer.

Parafraseando un poco, decía lo siguiente:

“Si las mujeres dejáramos de competir entre nosotras, por el mejor cuerpo, el mejor trabajo, el mejor matrimonio, la mejor pareja, y nos diéramos cuenta de que solo por el hecho de ser únicas es imposible la comparación.

Si comprendieramos que somos fuertes, capaces  y comenzáramos a apoyarrnos las unas a las otras, entonces el empoderamiento que tendríamos nos permitiría hacer más cosas de manera individual y como comunidad”.

Después de ese día, me dio la curiosidad de saber más acerca de esta palabra, así que me puse a buscar por internet y encontré esta definición:

“La sororidad es un término derivado del latín soror que significa hermana. Sororidad es un término utilizado para referirse a la hermandad entre mujeres con respecto a las cuestiones sociales de género.

El concepto sororidad está siendo usado cada vez más en los temas relacionados a los problemas de género como, por ejemplo, la lucha por la desigualdad de género, la campaña «Ni una menos», el feminismo, cambios para erradicar el machismo, entre otros aspectos.

La sororidad se refiere al apoyo, coexistencia y solidaridad frente a los problemas sociales que se presentan en sociedad. La sororidad es un valor, como la fraternidad, pero vinculada a la unión, respeto y amor entre el género femenino”.[i]

Sororidad entre mujeres

Después de leer sobre esto, se me hizo interesante encontrar una palabra para aquello que nos hace tanta falta entre nosotras; al estar tan inmersas en una sistema educativo por “competencias”, en un sistema social que felicita y premia al estereotipo de belleza, que deja atrás y hasta recrimina a lo que no es considerado bello bajo los cánones existentes, hemos llegado a un punto donde el viejo dicho de que “El peor enemigo de una mujer es otra mujer” se vuelve cada vez más cierto.

Es triste encontrar rivalidad entre nosotras en todos los ámbitos de nuestra vida; que inclusive en tu propia familia, la competencia sea a sangre fría.

A todo esto, reflexionaba sobre lo que se podía hacer para que cada vez más chicas entendieran que todas somos de la misma tribu, que la competencia no existe más que en nuestra cosmovisión, y que además no es necesaria.

Me di cuenta  que todo radica en algo más grave y triste que la lucha entre mujeres, viene del problema de la intolerancia hacia los demás, olvidamos que debemos respeto solo por el hecho de que el otro o la otra es una persona, vemos a los demás a través de los lentes del dinero, de la belleza, y muchas falacias que no son más que el reflejo de la sociedad insegura y falta de valores en la que vivimos.

Hace falta fomentar el amor propio y el amor al prójimo, seamos mujeres u hombres.

Regresando al concepto “sororidad”. Que grande seriamos como sociedad, si dejáramos de juzgar y nos convirtiéramos en una red social que pudiera confiar en cada uno de sus nodos, a veces se nos olvida que todas pasamos por las mismas inseguridades y miedos, que todas somos juzgadas, que todas de alguna manera hemos sido ultrajadas, que en cada rol que tenemos, necesitamos ser fuertes, pero ¿por qué ser fuertes solo de manera individual si podemos ser invencibles todas en unión?.

Basta de juzgar, de señalar, de estigmatizar, amemos nuestras diferencias y  aceptemos las diferencias de las demás, la variedad es lo que nos hace fuertes.

Hace falta crecer niñas con amor propio, con la idea de que ser mujer significa inteligencia, fuerza, tenacidad, con amor al estudio, al arte, a la naturaleza, mujeres que sepan amar a otras mujeres, que sepan amar al prójimo y que fomenten la paz que tanta falta nos hace.

La pregunta que me gustaría dejar como conclusión.

¿Vives en sororidad con otras mujeres?  

Referencias

[i] Significado de sororidad. https://www.significados.com/sororidad/

Recomendación cinéfila: 5 películas de empoderamiento femenino

En el marco conmemoración del día internacional de la mujer, traigo una lista con cinco películas que vuelven a plantear los roles tradicionales de gjustifyénero. En ellas se exponen diferentes problemáticas en tiempos y lugares distintos, pero siempre con el énfasis de generar la coyuntura que cuestione el modelo de cada época.

Número cinco: Pasante de moda

Es una película cómica contemporánea, está ambientada en la actualidad, fue dirigida en el 2015 por Nancy Meyers: guionista, productora y directora estadounidense.

La trama se enfoca en una joven emprendedora, Jules Ostin, protagonizada por Anne Hathaway, quien comienza un gran negocio de modas. Como parte de un programa de becarios para adultos mayores, Jules recibe ayuda de Ben, quien es interpretado por Robert De Niro. Ben resulta ser un experimentado empresario y juntos conforman un equipo que conjuga la experiencia con la innovación.

Existen muchos paradigmas que Jules tiene que quebrantar en su papel de empresaria, de esposa, ama de casa y madre, la protagonista confronta los roles tradicionales, no obstante, recibe el consejo, experiencia y apoyo de su nuevo asistente, Ben, el pasante.

Es una comedia, no solamente divertida, sino que también se torna emotiva, Ben juega un papel importante como un gran amigo y figura paterna de Jules, le brinda consejos para tomar las mejores decisiones de negocios y en su familia.

A continuación se presenta en video de la sinopsis:

 

Número cuatro: La sonrisa de la Mona lisa

Es una película estadounidense del 2005, dirigida por Michael Cormac Newell, productor y director de origen británico.

Julia Roberts protagoniza una profesora de arte llamada Katherine Watson, quien comenzará su trabajo de docencia en el Instituto Wellesley College exclusivo para señoritas. La docente ve cumplido uno de sus grandes sueños: impartir clases en el colegio con las alumnas de más alto rendimiento del país.

Katherine se confronta con las ideas de la época, donde las alumnas tienen como meta ser “la esposa ideal”. La película está ambientada en los años cincuenta y expresa la inquietud de una profesora con ideas adelantadas a su época, su necesidad de inculcar a sus alumnas aprecio por la ciencia y el arte, de mostrarles que hay un mundo afuera, más allá que contraer matrimonio con un buen joven, donde pueden ser profesionistas: abogadas, físicas, periodistas, etcétera, y no vivir atadas a las obligaciones de casarse y formar una familia.

Este es el tráiler:

Número tres: Talentos ocultos

Las mujeres de ciencia han trabajado arduamente para ganarse el reconocimiento de su trabajo, para posicionarse como científicas. Ser mujer representa una tarea extra para navegar en el mundo de la ciencia, pero ser mujer de color en los años sesenta es una barrera que pareciera inquebrantable, un muro que se tuvo que tirar a golpes.

La película fue dirigida por Theodore Melfi, está basado en la novela histórica de Margot Lee Shetterly “Hidden Figures”.

Talentos Ocultos es la historia de tres mujeres afroamericanas que revolucionan la NASA: Dorothy Vaughn, Mary Jackson, y Katherine Johnson superaron los prejuicios de género y de raza, para mostrar su talento y potencial. Son las principales protagonistas de la carrera espacial, su especialidad son las matemáticas, las hacen llamar “calculadoras humanas”. La misión, trama de la película, consiste en calcular el lanzamiento a la órbita del astronauta John Glenn y garantizar su regreso.

No te pierdas la sinopsis en video:

 

Número dos: Mustang belleza salvaje

Un excelente drama ambientado en Turquía y dirigido por la cineasta Deniz Gamze Ergüven, quien es de origen turco y se ha nacionalizado como francesa. La película obtuvo varios galardones durante el 2016: “Mejor película” y “Mejor Primer Filme” en los premios lumière; también obtuvo el Premio LUX y un galardón en los Premios Goya como “Mejor Película Europea”. Uno de sus grandes logros fue la nominación a “Mejor Película extranjera” en los premios Oscar del mismo año.

El drama expone la vida de cinco adolescentes huérfanas, quienes viven en la casa de su abuela: se enfrentan a la adultez de una manera vertiginosa, ya que tienen que lidiar con los matrimonios arreglados. El tradicionalismo de su familia buscará casar a las chicas antes de que sean deshonradas por cualquier hombre.

Una película con una fotografía maravillosa, que sin duda toca fibras sensibles en los espectadores.

Aquí podrás consultar el tráiler oficial:

 

Número uno: Las sufragistas

Durante muchos años, la democracia pertenecía solamente a la mitad de la población, las mujeres no podían ejercer el derecho al voto por la condición de ser mujeres, en la actualidad, parece una idea que no tiene sentido, pero tuvieron que pasar muchos años de lucha para lograr este derecho, por ejemplo, en México no fue, sino hasta mediados del siglo pasado (1952) cuando las mujeres pudieron asistir a las urnas.

El movimiento británico por el sufragio de las mujeres ha sido llevado a la pantalla grande en el  2015; dirigida por Sarah Gavron y con guión de Abi Morgan.

El filme es una recreación de la lucha británica que emprendieron las mujeres por el derecho al voto durante finales del siglo XIX y principios del siglo XX. La película protagonizada por Carey Mulligan, quien interpreta a Maud Watts, escenifica el modus vivendi del género femenino en la época, pone en evidencia la carencia de oportunidades y derecho laborales que se hubo vivido. La película hace un guiño a la activista Emmeline Pankhurst, quien lideró el movimiento sufragista de Inglaterra.

Se podrá ver el tráiler de la película en el siguiente enlace:

 

Referencias