A pesar de los avances que la tecnología puede ofrecernos hoy en día, debemos decir que la lectura, sigue siendo una de las actividades más importantes culturalmente hablando, y es que son tantos los beneficios que nos da, que sin lugar a dudas leer es algo que jamás debe dejar de existir.

Hoy en día, existen nuevos métodos para leer, inclusive algunos dicen que los libros terminarán desapareciendo (esperemos que eso jamás ocurra), ahora en Internet, podemos leer gran cantidad de artículos e inclusive novelas completas, pero jamás será lo mismo que tener un libro o revista entre tus manos y poder incluso llegar a percibir el aroma de la impresión, algo que muchos amantes de la lectura disfrutan, pero bueno, independientemente de la forma que elijamos para leer, lo importante es, no solo leer por leer, sino poder entender lo que estamos leyendo.

¿No les pasa algunas veces que después de leer una página completa o varias se dan cuenta de que en realidad no entendieron nada, o que intentan recordar lo que acaban de leer y no pueden? Bueno, pues lamentablemente debemos decir que esto le llega a suceder a muchas personas, pues aunque son capaces de leer sin ningún problema, no han entrenado a su cerebro para entender lo que van leyendo.

Es por eso que en esta ocasión, les daremos algunos tips para mejorar este problema.

¿Cómo darse cuenta de que no se está comprendiendo la lectura?

  • Repetición. Tener que regresarse a un párrafo o incluso una página anterior y volver a leerlo, puede ser un claro ejemplo de que aunque estamos leyendo y quizás rápido, no estamos entendiendo lo que leemos.
  • Lentitud. Si sienten que tardan demasiado en leer un libro, a pesar de que le dedican tiempo, es porque se regresan y vuelven a leer o porque simplemente disminuyen la rapidez para intentar entender lo que están leyendo.

Tips

  • Tiempo de lectura. Lo mejor, es encontrar un momento ideal en el día para leer, es decir, en vez de leer por ratitos, mejor piensen en el mejor momento para poder hacerlo, uno en el que no tengan que hacer otra cosa y puedan concentrarse mejor. Hay muchas opciones y pueden elegir la que más se acomode a su estilo de vida.

  1. Por las noches. Un gran porcentaje de personas han elegido este horario como el mejor para la lectura, ya que se trata de un espacio de tiempo en el que hay mucha más tranquilidad y por supuesto, menos ruido.

Mujer leyendo

  1. Por las mañanas. Para todos aquellos que no tienen que despertarse temprano, la lectura puede ser parte de su rutina matutina, además, una gran ventaja es que durante las mañanas, el cerebro se encuentra mucho más receptivo.

  2. Por las tardes. Después de un día lleno de actividades, trabajo y tareas, una excelente forma de relajarnos es la lectura.
  3. En el traslado. Para todos aquellos que simplemente no tienen tiempo porque trabajan demasiado y lejos de su hogar, si hacen uso del transporte público definitivamente tienen que sacarle la mejor ventaja a su situación, ya que el tiempo que se llega a pasar en el traslado de ida y vuelta es muy valioso y puede ser aprovechado leyendo. Si nunca lo han hecho, es posible que al principio les cueste trabajo por las distracciones que puede haber alrededor, pero crean que finalmente terminarán acostumbrándose y hasta el traslado se les hará más corto y menos tedioso.

Lectura

  • Lugar de lectura. Cuando queremos leer, una de las cosas que necesitamos para poder hacerlo, es un lugar tranquilo e inspirador, así que hay que encontrarlo, puede ser en su recamara, el estudio de su casa, en su sillón favorito, o ¿por qué no? También podemos incluir en este apartado espacios abiertos, a la sombra de un árbol, un parque, su restaurante favorito, una plaza, en fin, hay múltiples alternativas, pero todo depende de lo que a ustedes les acomode y los haga sentir bien, recuerden que estamos buscando poder encontrar un sitio que nos resulte tranquilo para poder enfocarnos y comprender lo que estamos leyendo.

Tips de lectura

  • Gustos. Hay lectores muy experimentados a quienes les gusta leer de todo, pero las personas son distintas y no todas podrían hacerse llamar come libros, por eso, para no dejar de leer, seleccionen títulos que en verdad sean de su interés, de nada sirve que lean un libro de álgebra, por ejemplo, si no van a entender nada. No hay libros malos, pues de cualquiera de ellos, siempre habrá algo nuevo que aprender, así que tómense la libertad de leer algo que en verdad les guste, de otra manera, difícilmente tendrán interés de entender lo que leen.

  • Distracciones. Aunque puede ser difícil, especialmente para aquellos que leen en espacios abiertos o en el transporte, lo mejor siempre es encontrar un lugar libre de distracciones, sobre todo si les cuesta concentrarse. Pero no solo lo que ocurre a nuestro alrededor puede representar una distracción cuando estamos leyendo sino que existen otros elementos, como por ejemplo el celular y las redes sociales, por eso, cuando sea su tiempo de leer, no permitan que nada de esto los interrumpa, no caigan en la tentación de dejar el libro y tomar el celular, porque entonces habrán perdido.
  • La mejor manera de leer. Todos somos diferentes, por lo mismo, lo que le funciona a una persona podría no funcionarles a ustedes, es por eso que les damos estos tips y los invitamos a seleccionar aquellos que crean que pueden ayudarlos en la comprensión de su lectura. Si son nuevos en esto pero quieren crearse el hábito, empiecen con un libro sencillo y que sea de su interés, destinen un tiempo específico para leer cada día, por ejemplo, 20 o 30 minutos según lo que ustedes quieran.

Estamos seguras de que después de haber leído esta información, la próxima vez que tengan un libro en sus manos, harán lo posible por hacer de la lectura una experiencia distinta, en la que cada palabra cuente y se quede en su mente, que puedan entender y aprender sobre lo que están leyendo.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: