fbpx

La poesía es uno de los medios más bellos para expresar un sentimiento; un medio que a través de la lectura puede enamorar y hacer vibrar las más íntimas fibras de nuestro ser.

Pero también nos puede hacer pensar, sentir y ver una nueva perspectiva a través de la manera de expresarse de alguien más.

Me  gustaría compartir un par de poemas  de uno de mis libros de poesía favoritos… “El cementerio de los versos perdidos”.[ii]

Este libro es de un músico español, letrista y baterista del grupo de rock Mägo de Oz y vocalista del grupo de rock and roll Bürdel King. Txus Di Fellatio. [iii]

EL mundo de la literatura no solo tiene que ser romántico para ser bello, la poesía que nos hace reflexionar o ver el mundo desde otros ojos también es bella.

Los dos poemas siguientes invitan a esto, a reflexionar un poco; el primero.  “Un lugar llamado nada” me hace pensar en que no somos dueños más que de la nada que existe a nuestro alrededor y al mismo tiempo somos dueños de todo lo que somos como persona.

El segundo me gusta mucho. “Escribo”, porque describe la razón por la que muchas personas escribimos, el sentimiento que nos invade cuando decidimos desahogarnos a través de las letras.

Espero los disfruten tanto como yo.

Un lugar llamado nada

La muerte me guiña un ojo

Me jura silencios en mi dolor,

Promesas de un vacío intenso

Donde no existe más color

Que el que da mi propia sombra

Reflejando un muro de aire,

Levantado en el recuerdo,

En la paleta del eterno pintor.

La muerte me pide un beso,

Desnuda mi miedo con su voz.

Me hace el amor y en su lecho

Me roba la vida,

Me calma el dolor.

Me nombra el dueño eterno

De la tierra de la mar encartada,

Más allá del cielo infierno,

Donde una lágrima está congelada,

Donde la risa está demacrada.

Soy el rey de una tierra sin penas,

Sin recuerdos, sin amor.

La patria de los que no soportaban la vida

Y prefieren la cobardía

De una muerte amañada,

A enfrentarse a un nuevo día,

A luchar cada mañana…

Soy el rey de la tristeza deportada,

De la angustia maquillada, de un lugar llamado muerte.

Soy el rey

De un lugar llamado Nada.

 

Escribo

Escribo…,

Para mantener distraída a la amargura.

Esquivo…,

Sus dardos con palabras, mi armadura.

Y callo…,

Porque digo más en mis silencios

Que engañando a las palabras

Con sentimientos adoptados.

Escribo, esquivo y callo,

Y a menudo lloro en un folio.

Mis lágrimas son tinta,

Y no hallo mejor ataque que un poema ante tanto olvido,

Ante tanta pena.

Escribo…,

Para curar mi alma rota.

Grito…,

Para que el silencio no me coja.

Y curo…,

Mis heridas con un verso,

Mis miedos con palabras

Y los lloro en una hoja.

Escribo…,

Para mantener a distancia la locura.

Autor: Jesús María Hernández Gil,

Txus di Fellatio, El Príncipe de la Dulce Pena

 

Referencias

[i] https://sca.mercadoshops.com.co/mago-de-ozel-cementerio-de-los-versos-perdidos-78xJM

[ii] https://es.wikipedia.org/wiki/El_cementerio_de_los_versos_perdidos

[iii] https://es.wikipedia.org/wiki/Txus_di_Fellatio

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: