8 tips para perder y mantener tu peso, pero sobre todo estar saludable

¡Hola! El día de hoy les quiero compartir 8 tips que a mi me han servido para bajar y mantener mi peso.

1. Aceite de coco: sustituye cualquier tipo de grasa (aceite, margarina, mantequilla, etc.) por aceite de coco extra virgen en la preparación de tus comidas, este aceite es delicioso le dará un sabor diferente a tu comida y además es muy bajo en calorías. Yo utilizo esta marca porque es de las más económicas y se puede encontrar en cualquier tienda naturista, Walmart y Superama.

Aceite de coco

Aceite de coco extra virgen.

2. Leche de alpiste: al levantarte, una hora antes del desayuno, prepara un vaso con agua, 5 cucharadas de leche de alpiste al rasa y una cucharada de aceite de coco. Este batido te hará sentirte satisfecha y sin tanta hambre para el desayuno. Además de que ayuda a bajar de peso, también tiene beneficios a las personas que padecen de presión arterial. Existen muchas marcas, algunas con sabores, otras con endulzantes como stevia o splenda. Yo he probado de muchas marcas, algunas no me han gustado y otras sí, te recomiendo que pruebes y una vez que encuentres la que más te ha gustado te quedes con esa, porque si es muy desagradable tener que tomar algo que no nos gusta. Toma en cuenta que el alpiste debe ser de consumo humano, no lo confundas con el que se compra comúnmente para las aves. Lo puedes encontrar en cualquier tienda naturista, en el Walmart y Superama lo encuentras en la sección de la farmacia.

Leche de alpiste.

Leche de alpiste.

 

3. Camina 40 minutos diarios: vuélvete enemigo del sedentarismo, muchas veces no tenemos malos hábitos alimenticios, pero sí muy malos hábitos de ejercicio. Se considera una persona sedentaria si camina 5,000 pasos o menos, por lo que si quieres mantener tu peso y cuidarte es necesario que camines más que eso al día, 40 minutos de caminata son alrededor de 8,000 pasos dependiendo de la velocidad con que los realices pueden ser hasta 10,000. Inclúyelo en tu rutina diaria sea como sea; ve a la tienda, al supermercado, pasea a tus mascotas o ve al parque con tus hijos, o lo que se ajuste más a tu estilo de vida ¡pero hazlo!

 

Caminar tiene múltiples beneficios.

Caminar tiene múltiples beneficios.

4. Ritos tibetanos: contrario a lo que muchos piensan y sugieren, cuando ven a una persona con sobrepeso u obesidad, el gimnasio no es una buena opción para comenzar; si bien hacer ejercicio sí lo es, hacer ejercicio no adecuado para tu peso te puede lastimar físicamente y emocionalmente, al darte cuenta que no puedes realizarlo te puedes desanimar fácilmente. Así que lo recomendable es comenzar con ejercicios ligeros e incrementarlos conforme pierdas peso. Los ritos tibetanos son recomendados para mantenerte sano y además a las mujeres nos permiten quemar grasa que de otra forma es muy complicado, como la que se acumula en la espalda y brazos.

Aquí te comparto un video de como realizarlos, empieza con tres repeticiones de cada uno e incrementalas cada tercer día de dos en dos, hasta que llegues a las veintiún repeticiones. Al principio parece muy complicado pero después de una semana te será muy fácil realizar esta rutina.

 

5.Consulta a un especialista: no hagas dietas milagrosas, ni esperes que todos esos kilos que has acumulado durante años los perderás fácilmente en un par de semanas. Lo saludable es que los pierdas paulatinamente y que entiendas que cada persona tiene metabolismo y hábitos diferentes por lo que no necesariamente la dieta que le ha servido a alguien más te servirá a ti. Si ya te decidiste o ya has acudido a un especialista y no te funcionó, prueba con otro, aprende de los errores que cometiste en esa ocasión, pero también reconoce los que tuvo el especialista, para que no cargues tu con toda la responsabilidad de ese intento, al fin y al cabo si no te sentiste bien o cómodo no tenías porque seguir. Es importante que sientas empatía con la persona que te atiende pues le confiarás muchas de tus intimidades y debes sentirte en plena confianza para que logres tu objetivo.

6. Cuéntale a todos: platica con tu familia y amigos más cercanos, sobre el nuevo estilo de vida que estás adoptando, muchas veces lo más complicado de hacer cambio de hábitos alimenticios no es cuando estás a solas, si no todo lo contrario cuando estás rodeada de personas. Por eso es importante que no sientas pena y les cuentes de tus planes, para que puedan considerarte a la hora de elegir algún lugar para reunirse o alguna comida para preparar. Si bien las personas que más te estiman lo entenderán y se esforzarán por apoyarte, también encontrarás personas nocivas que te harán comentarios que tal vez te hagan sentir mal o que te insistan para desistas de tu decisión, en ese caso te recomiendo que te mantengas firme y si te insisten todavía, decidas alejarte de ellos, por lo menos mientras te estabilices y ya sea para ti un estilo de vida tu nuevo hábito.

7. Analiza y observa: repasa de forma rápida sobre cada etapa de tu vida y contesta las siguientes preguntas: ¿siempre has tenido sobrepeso? ¿fue a partir de cierta etapa de tu vida? ¿qué fue lo que cambio? ¿qué hábitos? ¿cambiaste de residencia? ¿de empleo? o ¿tuviste un bebé? ¿dejaste de vivir con tus papás? etc., todas esas preguntas y más son muy importantes pues el sobrepeso tiene una razón de ser, y si identificamos cómo, qué y por qué sucedió será más sencillo modificar y corregir el estilo de vida.

Si antes estuviste en tu peso y eras saludable, analiza qué hacías en ese entonces que ahora no haces y retoma todas esas rutinas, si identificaste que la mayor parte de tu vida has tenido problemas de sobrepeso, entonces es momento que adoptes nuevas rutinas para que tengas cambios. Conforme integres estos cambios, observa todo el tiempo, si te están funcionando o no, y haz los ajustes que consideres necesarios hasta que logres tener los cambios que buscas.

8. Cambia tus pensamientos: si te la pasas pensando que es muy complicado, que es muy largo el camino que vas a recorrer, que no vas a poder, entonces no vas a poder. En cambio si te pones metas y objetivos pequeños, pero alcanzables lo lograrás y te impulsarás para seguir adelante, deja de pensar en la suma de todo: tiempo, esfuerzo, dinero, kilos, etc., y comienza por centrarte en los objetivos particulares y del día a día, cuando menos lo pienses ya estarás del otro lado. Así que yo te sugiero que siempre pienses en que tienes que bajar de uno a cinco kilos, ya después te preocuparas por los siguientes. También deja de pensar y tener esta idea equivocada que últimamente promueven mucho en las redes sociales, que aceptarte como eres y que las personas que realmente te quieren no deben ser superficiales por lo que no te debe importar si tienes sobrepeso, si bien debes de aceptarte y no deben discriminarte por tu condición, el estar sano y tener un peso adecuado no tiene nada que ver con aceptarte y quererte, tiene todo que ver con estar saludable, atenderte y prevenir enfermedades en un futuro cercano, tener calidad de vida para realizar y llevar a cabo todos tus planes, metas y sueños, y esas razones considero que deben ser motivos suficientes para continuar con este camino que has decidido recorrer ¡Tener una vida más sana!

Espero que estos tips te sean de utilidad, que te ayuden a cumplir tus metas y sobre todo a estar más saludable, por lo menos a mi me han ayudado mucho. Si tienen otros tips que les han funcionado no duden en compartirlos en los comentarios de esta nota. ¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s