fbpx

Los estornudos son una reacción natural del cuerpo que ocurre cuando respiramos aire sucio en exceso, cuando tenemos demasiados virus en la mucosidad nasal o cuando reaccionamos a alguna alergia. Al suceder esto, el cerebro manda una señal a todo el sistema respiratorio y entonces estornudamos como mecanismo de defensa. El aire que es expulsado por la nariz es tan rápido que puede alcanzar una velocidad de hasta 160 km/h.

Un estornudo puede venir en cualquier momento, y en ocasiones las circunstancias para que esto ocurra no son las mejores. En juntas de trabajo, reuniones, el cine o sitios callados con multitudes, y justo en esos momentos los inoportunos estornudos suelen venir. Algunas personas han encontrado trucos para evitar los estornudos, ¿pero que tan bueno es eso?

Aguantarnos un estornudo puede traernos consecuencias graves. Al evitar un estornudo estamos enviando toda esa presión que iba a salir a otras partes del cuerpo como bien podrían ser los oídos. No estornudar cuando nuestro cuerpo nos lo esta pidiendo puede traernos desde una leve infección hasta infecciones graves o la fractura del cartílago nasal y en casos graves una lesión auditiva o una hemorragia interna.

Así que espero que después de leer esta información todos nos quitemos de la pena y estornudemos cuando nuestro cuerpo lo pida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: