La princesa Luna y el guerrero Tierra

Esta semana les dejo una linda historia, me la contó un querido amigo, una noche de insomnio y agregando un poco del toque de otro muy estimado amigo.

Desde antes de que el tiempo fuera tiempo, allá arriba, en el cielo, existía un palacio donde vivían todos los poderosos, regidos por el rey Sol.

El reino era vasto como la galaxia, pero existía la pobreza en él, esta situación traía guerras y hambre dentro del reino, pero el rey Sol tan soberbio y altivo decidía ignorar tal situación y se limitaba a pelear por mas territorio y riquezas en el resto del universo.

El rey tenía una hermosa hija, blanca como la porcelana, ojos grises y cabello plata, la hermosa princesa Luna, con su belleza alumbraba todas las noches la tristeza del reino, cambiando de forma cada 7 días.

Era observada todas las noches por un joven humilde del reino que estaba perdidamente enamorado de ella, Tierra era su nombre.

Tierra era un joven de piel morena, ojos verdes y cabellos ondulados del color del mar, fuerte y fornido.

Cada que la veía, Tierra pensaba para sí – Cada noche la puedo ver tan brillante desde la ventana que apunta al balcón del palacio, tan brillante, tan única,  que la noche oscura y triste se torna alegre con su resplandor fugas y vistoso, pero  a la vez tan triste en esa prisión de lujos,  te miro cada noche princesa, me llenas de alegría, pero a la vez de angustia, ya que tu mirada no es de quien aprecia la vida, quiero llegar a ti pero no sé cómo -, dijo  contemplando la luna  en las noches más frías del reino.

Mientras pensaba en su hermosa princesa, Tierra contó su historia.

Una noche me arme de valor, traspase con sigilo la seguridad del palacio ya que de infante jugaba con una pequeña que, por algún motivo no recuerdo su nombre, aun no sé por qué realmente hago esto, sé que ese resplandor de la princesa me recuerda un ayer, donde solo existían risas, debo encontrar cómo ir donde la princesa, porque esta duda en mi pecho me consume por tanto tiempo, sé que la respuesta está en el balcón del palacio. Dijo tierra, agitado en su corazón y alma, que con cautela se acercaba al balcón del palacio sin demora  como si conociera ese lugar.

Subí por las enredaderas que daban directo al  balcón del palacio, hoy no apareció el deslumbrante brillo de cada noche , ¿dónde estás princesa que ilumina la noche?

Me dispuse a partir en ese momento ya que me sentía mas un ladrón sin respuestas. Dijo tierra, con un vacío en su corazón. En ese momento tropezó con los jarrones que adornaban la terraza, dejando caer al suelo, haciendo un ruido que llamo la atención de una inocente joya.

¿quién anda ahí?  Pregunta  una voz del interior que poco a poco se dejaba ver dentro de lo oscuro de la habitación, temeroso, Tierra, se esconde de manera sigilosa entre los jarrones del balcón, ¡sal de ahí! ¡Aun que sea una princesa no significa que sea débil!.  Asomándose la voz al salir a la alcoba era nada mas que la princesa Luna que con una mirada de alerta  en los ojos.

Con un padre obsesionado con la guerra obligaba a sus hijos a ser guerreros de combate. Por  lo que la  princesa era una excelente guerrera. La princesa en una inteligente defensiva decide espera el mas ligero cambio de movimiento en el ambiente , Tierra que se encontraba detrás de los jarrones se empezaba a impacientar,  sorprendido de ver ala princesa pero de una manera diferente.

El ambiente tenso, surge un ligero golpe en un jarrón, la princesa grito, ¡te encontré!. Con un miedo por su vida, decide Tierra salir de su escondite temporal, dejando al descubierto su ubicación para los fuertes ataques de la princesa Luna, ¿quién eres tú? , ¿qué haces aquí? , ¿acaso has venido por mi, la corona de padre?  Si pensabas que era una frágil princesa pues te equivocas.

Tierra esquiva los ataques ya que adquirió gran agilidad en esa niñez borrada, lo hacía con tanta naturalidad, parad parad, princesa, no  vengo a hacerte daño ni a ti ni a tu padre, dijo Tierra con voz agitada y temeroso .

Acaso por quien me tomas ¿si no has venido a hacerme daño a mí y a mi padre?, entonces ¡habla! Y di una razón por la que no deba atacarte, dijo la princesa luna con duda en su interior pero sin dudar en atacarlo sino le daba una buena razón.

Estoy acorralado, si digo una mentira lo sabrá, y seré parte de la decoración de las mazmorras horribles que están debajo del  palacio, debo hablar con la verdad aun que suena difícil de entender.  Pensó Tierra mirando a los ojos a la princesa que lo apuntaba con una espada afilada.

Princesa, me llamo Tierra, la razón por la que estoy aquí es por que busco una respuesta a mi pasado. Será difícil de creer pero me siento atraído a este lugar, siento que aquí hay respuestas que fueron arrancadas, que por algún motivo no logro saberlo, algo muy importante olvidé, alguien, vivo todos los días atormentado por un sueño donde corro en compañía de esa persona, no logro ver quien es, solo escapamos del peligro que nos alcanza, y despierto  preguntándome que significa. Dijo Tierra con la voz de su corazón mientras la princesa luna cambia su mirada en un tono sorprendida.

Es cuando la vi princesa, con ese brillo en cada noche, escucho su voz que  canta esa canción tan triste y alegre, me hace sentir tan bien en noches difíciles. Cuando te vi cantar, supe que debía conocerte, que las dudas a mis preguntas de toda mi vida podrían ser respondidas. No espero que me creas princesa Luna, pero es la verdad que tengo. Ha dicho Tierra con una mirada de valor y objetividad a lo que cree.

¡No te creo! Como puedes conocer la canción que canto si no la recuerdas , dijo la princesa con un tono de enojo y duda en si misma, mientras ve la mirada de tierra con esa determinación inquebrantable que muestra la verdad indudable.

No puedo responder como la conozco…. pero la sé, por eso estoy aquí, princesa luna por favor haga con migo lo que quiera pero dime ¿de quién es la canción y para quién la cantas todas la noches? ¡Por favor! ¡Princesa!. Dijo Tierra, inclinando la cabeza en señal de humildad, con una determinación a encontrar la verdad.

El espada de la hoja de la espada al caer se escucha por todo el balcón, las lágrimas de ojos de la princesa luna brotan como retoños del pasado que al ver en sus ojos de aquel joven tan decidido por la verdad. ¿! No es posible, por qué me siento así¡? ¿!acaso es él es la razón por la que canto todas las noches!?  Pensó la princesa, mientras de los ojos le brotaban lágrimas

Oh, discúlpeme princesa, cuanto lo siento no quería hacerte sentir mal.

¡Estoy bien! …. yo también  perdí a alguien importante, no recuerdo quien es ni porque  lo recuerdo, tengo un sueño donde corre en esa persona tras un peligro que  nos alcanza …no sé porque canto todas las noches, pero siento que debo hacerlo, me tranquiliza y de algún modo,  me conecta con esa persona que olvidé…

Mientras las miradas de sus ojos tan llenas de esperanza se cruzan, cantan las canciones de la noche brillante como supieran porque lo hacen.

¡Eres tu princesa ! ¡Eres quien eh buscado toda mi vida!

¡Porque llegas tarde!. Dice la princesa luna con un tono tímida.

– No sé porque no logre acordarme de ti -.

– Ni yo de ti  pero sé que podemos estar juntos  con esta melodía.-

Luna y tierra ya se conocían.  Fue en un día en la pradera la primera vez la pequeña princesa perdida estaba  mientras un forastero gentil de ahí se asomaba, era pequeño sin miedo a lo desconocido en contraste la pequeña luna a todo le termina. ¿Porque lloras?

¡Me he perdido! ¡Pues no lo creo ya te encontré!   Ahora la buscas. Animando a la princesa en ese paso bajo el árbol de hojas doras  calendo al eco del viento. Al momento los guardas encuentran ala pequeña princesa desaparecida mientras de lo lejos se despide del pequeño bribón. Con una sonrisa  para los dos.

Los días pasan y pequeño tierra encuentra la forma de verse con la pequeña lidiando con los peligros del palacio pero al ser tan pequeño no es problema  en desaparecer.  Bajo la terraza trepa por las lianas para llegar donde ve a la princesa estudiar. Así que -¿así te diviertes todo el día?  ¡Que aburrido! Mi padre quiere que sea una princesa que lleve el legado del su monarquía. Dijo Luna ¡mejor porque no te escondes y yo te busco ya vez que la otra vez te encontré!

Y los días pasaron y los pequeños jugaban y aprendían cada día.

Pero los días felices no duran eternamente, la institutriz de la princesa se daba cuenta de que frecuentaba al pequeño, de inmediato comunico al rey sol que dispuso a decidir la fortuna de los dos

Un rufián se pasea en el palacio ¡!! Ese pequeño como logra burlar la guardia sin ser visto, es claro se ha burlado y profanado este lugar de realeza manchando e influenciando a mi pequeña luna. ¡Tráiganlos ante mí! Alerto el rey sol a la guardia para a presar al pequeño tierra.

Debería deshacerme de ti pequeño pero sería muy cruel de mi parte pero no puedo pasar por alto lo que has hecho a mi hija, arreglar este mal, les borrare todo recuerdo de su imagen.

¡No padre! No lo hagas, hija mía! ¡Esto es por tu bien!

¡Luna! ¡Escucha! Aunque no te recuerde, aunque no me recuerde, canta nuestra canción ¡Yo jamás la olvidare no importa cuánto pase! ¡Yo volveré a cantar contigo!

La princesa guardaba un secreto, correspondía al amor de Tierra, por lo que Tierra se acercaba durante la noche a palacio, aprovechando la guía de la luz de luna y la espesa oscuridad al ocultarse el rey Sol.

El rey era muy celoso de su hija y le tenía en permanente vigilancia por sus dos leales guardianes, Júpiter y Saturno.

Pese a que luna y Tierra se veían todas las noches, no podían estar juntos, se limitaban a mandarse miradas de amor en forma de destellos secretos, mensajes que Solo ellos entendían ya que el rey Sol vigilaba a su princesa desde el balcón.

Pero el profundo amor que se tenían se percibía en todo momento y no podía ser mitigado por los celos del astro rey, ciertas noches la joven princesa con ayuda de mucama Venus podía escaparse del castillo y ver a su amado.

La mucama era una hermosa joven tan bella como la princesa por lo que podía pasar por ella en la cama mientras dormía y así el rey no se daría cuenta de la huida.

Cada 7 días, cuando luna pude ausentarse de su trabajo aprovechaba para escaparse con su amado.

Al verse con su amor la princesa quería estar por siempre con el pero sabía que si su padre se enteraba arrasaría con todo el reino, así q su amor era prácticamente imposible.

Un día en una batalla galáctica el joven enamorado que peleaba junto a su valiente  hermano, Marte era un guerrero que no tenía sangre noble pero el don d la batalla era natural en él.

Tierra y marte siempre Peleaban juntos y llamaron la atención del rey Sol por la fuerza y tenacidad con que lo hacían.

El rey como agradecimiento por el  triunfo de las contiendas decidió que  les concedería un deseo, el que ellos quisieran.

El joven guerrero  vio una gran oportunidad en esto y pidió ayuda a su hermano marte

El joven marte pidió ser el capitán  del ejército del rey, pero el rey contesto que ya tenía 2 y muy buenos.

El joven Tierra decidió guardar su deseo para después.

Para conceder el deseo de marte, el rey dijo que este tendría que enfrentarse en combate a muerte contra uno de sus dos  mejores guardias.

Marte por su parte amaba en secreto  a mercurio, una pequeña joven, brillante y muy refinada.

Tras otra batalla Tierra decidió pedir su deseo al rey y hablar del amor que el sentía hacia luna, a lo que el rey Sol Solo por no perder al guerrero accedió a que estos jóvenes amantes se vieran una Sola noche.

Tierra pensaba que si marte daba una batalla épica una vez más el rey accedería a que luna y el estuvieran juntos.

La batalla de marte con el guerrero del rey se acercaba, Marte se enfrentó a Saturno el hombre más sutil y delicado del reino pero que tenía una técnica como ninguna, parecía humo con la forma tan suave de moverse.

Marte anhelaba cada pelea, cada segundo en un combate intenso hacia una demostración de armas como ninguna, nadie se atrevía a parpadear para ver este segador combate.

Marte era muy joven y Saturno un hombre de experiencia en combate, era una pelea muy directa, parecía que quisieran matarse con las espadas chocando entre si y los escudos golpeando una y otra vez, movimientos únicos nunca antes vistos.

Cada guerrero sudaba frio, no era miedo, era esa extraña sensación de batalla que muy pocas veces sentían, la emoción del combate y la posibilidad de que uno cayera, eran muy  cuidadosos, analizaban cada movimiento de su oponente sin perder sus miradas.

Mientras tanto Venus ayudaba al joven Tierra con los preparativos para la visita de la bella luna, como todo palacio este tenía un jardín lleno de hermosas flores, brillantes y destellantes, el joven no encontraba algún tipo de arreglo floral que se comparara a semejante belleza, una era más exótica que la otra y de hermosura indescriptible

El rey Sol impactado por la grandeza del combate que estaba observando no tenía palabras, cuando escucho el deseo del hermano menor no sabía que decisión tomar pues sabía que el hermano había echo lo que pocos hacían entonces decidió aceptar esa petición

Tras una batalla de 3 días y 3 noches marte sentía el cansancio sobre su cuerpo, Saturno por otra parte tenía el cuerpo acabado como un viejo, sus miembros estaban casi paralizados.

Marte al igual que su hermano fueron bendecidos con el don de la vida,  marte en un ataque desesperado soltó su escudo y deleito a todos con una técnica de dos espadas haciendo movimientos únicos, con  giros y saltos penetro el escudo del viejo guerrero despojándolo de su defensa y apunto de cortarlo con su técnica más mortal se escucharon dos voces, Luna y mercurio suplicaron por la vida de Saturno ya que la compasión estaba en la sangre noble de estas mujeres

Marte se detuvo y ante este acto tan grande el rey convirtió a él joven el capitán  de su 2da armada, decisión que conmociono a todos ya que fue tan apresurada y tan grande

El viejo Saturno durmió por siete días sin parar, Marte aprovechando su juventud Solo descanso una noche y parecía que se recuperaba tan rápido como la noche.

Júpiter Solo observo todo y cayó como el guerrero sabio y experto que era al ver lo que ese joven hizo, se sintió amenazado, se podía ver cierto temor en los ojos del  gigante guerrero.

Por otro lado,  pactado todo para la reunión de los jóvenes enamorados, Venus hizo lo posible para que fuera la mejor  de las noches,  luna tomo prestado un collar del rey dorado y brillante tan luminoso que parecía fuego incandescente, lucia reluciente y espectacular, con su cabello plata brillaba de una manera única.

Juntos al fin en ese jardín único, los dos enamorados por fin podrían estar cerca uno del otro, hablaron de incontables cosas, de formas ocurrentes de cómo permanecer unidos y de su gran amor.

Esa noche única Tierra y luna planearon algo demasiado loco o tonto pero algo que los uniría para siempre. Querían escapar juntos e irse muy lejos, Venus fue la primera cómplice que ayudaría, Marte supo que era una locura pero era su hermano y haría todo por él. Mercurio acepto ayudarlos quería que todos fueran felices, pero ahora el Solo salir del palacio sería un gran reto.

Una vez hecho el plan, sólo esperaban la noche más obscura para llevarlo a cabo.

Una vez llegada la esperada noche pusieron la marcha el osado plan pero no contaban con que el gran Júpiter desde las sombras vigilaba siempre los movimientos de los hermanos.

Cuando Júpiter se dio cuenta de que la princesa y Tierra estaban escapando ya era tarde, los enamorados iban lejos, Venus seguía su parte en la alcoba de la princesa pero Júpiter sospechando entro a la habitación y descubrió todo. El guardián tomo su mejor caballo y los siguió.

Marte fue llamado a declarar ante el rey Sol por lo sucedido, pero el dijo no saber nada, el rey estaba enfurecido y pidió el castigo más grande para todos, la muerte.

Al enterarse de esto, marte huyó tras Júpiter para salvar a su hermano, mercurio, luna y Tierra iban en una carroza negra entre las estrellas de la galaxia.

Antes de darse cuenta Júpiter los había alcanzado e intentaba matar  a los jóvenes, marte logro impedirlo.

Otra feroz batalla se había encendido, Júpiter ahora quería matar a Marte y lo golpeó fuertemente Tierra no iba a permitirlo y ambos hermanos peleaban a muerte contra el mejor guerrero del reino.

Mercurio hecho la carroza a andar y se llevó a luna  a un lugar seguro pero Saturno recuperado llego de manera inesperada y alcanzo la carroza, tomo a mercurio de la mano y la llevo hasta el reino.

Por su parte, Júpiter tenía el don de la inteligencia en batalla, había aprendido los movimientos de marte al verlo luchar, con esto detenía cada uno de los ataques del joven guerrero. Sabía que debilitando el lado más fuerte de los hermanos marte caería nulo en el combate y sin su amor, Tierra caería en la batalla.

Lucharon intensamente con el guerrero de piel pálida rojiza, luchaban incansables pero la fuerza de  Júpiter era superior, era un guerrero fuerte y aun que los hermanos contaban con buenos movimientos de entrenamiento perdieron.

Marte cayo gravemente herido, Júpiter también estaba mal,  pero este mostró era demasiado resistente y fuerte.

Luna huyo tras Saturno con su enorme arco de cristales tratando de salvar a mercurio, persiguiéndolo con una furia intensa.

Júpiter había cumplido con su trabajo al pie de la letra, mientras Saturno peleaba, el tenía órdenes de llevar a las princesa a palacio y por desgracia el mandato fue cumplido.

Desde el castillo fue lanzada una flecha roja, señal de que Júpiter debía regresar a palacio y dejar la batalla, y así fue.

Destrozados los dos jóvenes no sabían que hacer y se lanzaron a alcanzar a Júpiter, fueron tras el con una ira que consumía el corazón, marte estaba enardecido y en un movimiento atravesó a Júpiter cortando a la mitad el cuerpo del gran guerrero con su gran espada roja como el fuego.

Marte y Tierra corrieron hacia el castillo, temiendo el peor de los castigos para sus respectivas amadas, al llegar, fueron apresados y sentenciados, no sin antes haber dado batalla al rey, costándole la vida a muchos guerreros antes de derrotar a los jóvenes hermanos.

Una vez agotados y sin salida, los hermanos se presentaron ante el rey, que castigo a todos con el más alto precio, decidió matar a su hija luna ante los ojos de Tierra.

Los jóvenes hermanos de ella, los príncipes Urano,  Neptuno y el pequeño Plutón se enfrentaron  su padre, el ataque costó la vida a Plutón y el destierro para los otros dos.

El rey estaba decidido a hacer pagar a todos la osadía.

Enfurecido mando a llamar a mercurio y quemo el bello rostro de la princesa frente a marte como castigo, lo mismo hizo con la hermosa Venus, tomo su rostro entre sus manos y justo antes de encender la llama, marte se interpuso  y el Sol quemo la piel de marte, dejándolo tan rojo como hierro ardiente.

El rey estaba destrozado pero no podía matar a luna, así que decidió castigar la traición de todos convirtiéndolos a todos en masas de Tierra, agua, gas y otras maravillas del palacio.

Y como  castigo eterno los condeno a girar en torno a el para no escapar nunca más.

Pero el amor de luna hacia Tierra era muy fuerte y la atracción de ellos hizo que luna siempre girara alrededor de Tierra,  Tierra observa siempre a luna desde lo lejos.

Y en cada noche obscura cuando ella no está el sabe  que la mujer de cabello plateado esta oculta de su padre.

Luna aún conserva el collar del Sol.

Por eso una noche antes de la obscuridad perpetua, luna brilla muy hermosa diciéndole a su amado que aún lo ama.

Marte nunca volvió a ver a su amada.

La pobre Venus nunca conoció en carne propia el amor verdadero pero supo que era al ayudar a esos jóvenes y sufrir tan trágica maldición.

Marte rojo siempre protege a Tierra del Sol Júpiter y Saturno.

Ellos siguen  cuidando que los príncipes jamás regresen y la luna siempre mira desde su balcón a la Tierra.

Abimael Ocampo y Manuel Narvaez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s