Ahora que inicia un año más, todo el mundo se crea propósitos y sueños, pero raras veces estos son alcanzados. Este año propongámonos cosas reales, cosas que sí podamos cumplir. De nada sirve hacer públicos nuestros propósitos y alardear: “este año voy a terminar la escuela” “este año sí voy a bajar de peso o “este año tendré el trabajo de mi vida”.

Tal vez no quedes como modelo de pasarela, pero al menos haz el esfuerzo y logra un peso saludable y mantelo, y aunque no tengas veinte mil propuestas a tus pies de excelentes trabajos, consigue uno que te guste, te satisfaga tanto personal como económicamente y mantenlo, dedícale el tiempo necesario pero sin hacer de lado tu vida.

Este año, definitivamente puede ser un año en el que logres muchísimas cosas grandes y especiales, pero no lo dejes para mañana ni para el mes próximo, cuando te des cuentas será Noviembre o Diciembre otra vez y no habrás hecho nada, trabaja día a día en tus sueños, sólo así veras reunidos los frutos de tu trabajo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: