La teoría y la práctica. Reflexiones al deber ser de la educación

Image

Ahora que esta en boga el tema de la Reforma Educativa, me gustaría expresar mi punto de vista respecto a ello. Si bien es cierto que es un problema gravísimo, que representa una reforma estructural  y que de ninguna manera estoy a favor, me parece que para complementar la critica nos hace falta un análisis profundo a la diferencia sustancial (que debería ser la que sustente a la reforma y a sus críticos) entre el deber ser el ser.

El objetivo institucional de la Educación en México, es poder formar hombres integrales, comprometidos con su nación y responsables de sus semejantes; está es la teoría en la que se basa mayor parte de la educación pública de nuestro país.  Sin embargo, no radica en el articulo en sí mismo sino en el paso de la teoría a la práctica, porque y es importante aclararlo, ambas son dos cosas diferentes en la construcción del conocimiento y la formación de los individuos, que de ninguna puede vivir sin la otra, pero que no son lo mismo. La teoría necesita de la práctica para conformarse, pero ninguna de las dos determina únicamente a la otra, al contrario ambas se determinan mutuamente, su relación es dicotómica y dialéctica, y el análisis sobre ello debe necesita partir de la experiencia reflexionada de manera crítica.

Por lo tanto, es importante que partamos desde un pensamiento que tome en cuenta que todo lo que se haga, todo, es relativo al contexto y que todo proceso educativo debe iniciar por comprender la complejidad de la humanidad; es decir, tomar en cuenta que todo proyecto que busque transformar la humanidad es complejo en sí mismo, como la misma humanidad. La sociedad humana está en constante movimiento, se crea y se recrea de tal forma que nunca es igual y sigue siendo la misma; en ella existe una dinámica donde todo se conforma de sus partes como las partes del todo, y lo importante es poder ver ambas cosas sin particularizar en ninguna.  En la praxis, durante la formación de las futuras generaciones este conflicto se encuentra latente y pueden ser punto de llegada y partida de para repensar la problemática  educativa, pues son estudiantes y los docentes los personajes centrales de la educación mexicana ¿cómo podemos pretender entonces resolver los problemas educativos formales de la nación sin antes haber comprendido la realidad educativa de sus estudiantes y docentes? ¿cómo cumplir con el objetivo oficial de la educación en México (que se supone es lo mejor para todos) si ni siquiera se reflexiona a qué sociedad se pretende educar?

La educación presupone alguien que la necesite, la intención de la educación está en las personas a quienes va dirigida pues de en ellos se espera poder cumplir con algún objetivo, por lo tanto, la educación y el sistema educativo, la acción de educar, todo, se refiere a las personas; se pueden crear proyectos con cierta intención, establecer nuevas reformas o hasta construir nuevos artículos, pero quienes determinaran el trabajo final del proyecto o plan de estudios, serán las condiciones de los grupos, los individuos en conjunto influyéndose entre sí, determinando sí se cumple o no el objetivo; determinando si aprende o no, y son ellos, nosotros, quienes otorgamos las herramientas al sistema educativo para arreglárselas con las realidades y autoconfirmarse.

 Al no tener claro el paso entre la teoría y la práctica, además de la complejidad de los grupos, muchas veces los objetivos se mantienen estáticos, los programas no cambian y los planes de estudio siguen siendo antaños; debemos recordar que la humanidad evoluciona, México como sociedad evoluciona, las condiciones de hoy ya nos son las mismas que las de ayer y quizá, no serán las mismas que las de mañana; por eso, el sistema debe estar en constante reconstrucción, pero una reconstrucción basada en el análisis de las realidades educativas, no del deber ser,  porque debe adaptarse al lugar donde trabajara porque en él todos los objetivos encontrarán concresión.

Hablar de comprender la realidad educativa es hablar de un proceso de desconstrucción, que debe tomar en cuenta a los grupos, sus relaciones, su dimensión humana, que implica interacción, personalidad, historia, la dinámica entre los individuos, en los pequeños grupos; no siempre, considero, las cosas que se enseñen en el aula serán aprendidas, porque no siempre las cosas se relacionan tan íntimamente con lo que viven los alumnos. No se trata de hacer que todo se relacione con las vidas de las personas, pero si es importante aclarar que en la medida en que esos aprendizajes les resultes significativos, será aceptados de mucha mejor manera ¿cómo pretender cambiar México si ni siquiera se sabe quién es, o qué es?

Hablar de la complejidad entre el paso de la teoría a la práctica, resulta relativamente sencillo, pasar de qué pasa a qué podemos hacer, no lo es tanto. Considero que el primer paso y básico, es hacer consientes tanto a los estudiantes, a los docentes así como a las autoridades de que los grupos son un factor determinante y por lo tanto no se puede tomar tanto a la ligera; los estudiantes tienen que ser preparados y prepararse para un proceso de autoconocimiento, que les permita saber cuáles son sus medios óptimos de aprendizaje, qué es lo que quieren, qué quieren hacer, cómo lo van a lograr;  en la medida en la que se conozcan a sí mismos, serán capaces de trabajar mejor en los grupos, pues conocerán sus capacidades y debilidades, repito, en la medida en que se conozcan a si mismo serán capaces de reconocer al otro; podrán enfrentar su rol en un grupo dado que son consientes de ello. Las autoridades, tanto maestros como institución, deben pensar en la realidad de sus alumnos, no se trata de adaptar todo a ellos, pero sí de crear condiciones en las que los alumnos sean capaces de adaptar para sí mismo dichos aprendizajes, y esto sólo se lograra si analizan el contexto de la escuela como el de los grupos.  En la medida en que no se olvide que somos seres totales y complejos, compuestos de varias partes, que interactúan entre sí y son interdependientes; si comprendemos que en un principio puede existir una intención para actuar, que, sin embargo, puede no cumplirse, puede cambiar de dirección y no dar resultados positivos; todo proyecto debe tomar en cuenta que es relativo, al igual que el conocimiento en el que se basa, y es importante que seamos consientes que todo intención puede ser interpretada de diversas maneras, de modo, que ninguna acción está segura de obrar en sentido de su intención. Debemos esperar lo inesperado en cuando a relaciones humanas hablamos, pero no olvidar, que la educación es un acto de relación humana y social así que tanto está determinada por el deber ser, como por el ser. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s