Los medios y el gran terremoto en Japón

El 11 de marzo de 2011 ocurrió el gran terremoto en el norte de Japón. Ahora que han pasado ya 2 años, voy a hacer una remembranza sobre “algunas cosas de los medios de comunicación” que sucedieron en aquel momento, desde mi punto de vista como una trabajadora relacionada con los medios, y también como usuaria.

Cuando ocurrió, yo estaba en mi oficina en Tokio. Tan pronto como acabo aquel  largo temblor, no funcionaban los teléfonos móviles por la saturación de los medios. Mis compañeros encendieron las televisiones y One-seg (el servicio de Televisión móvil). Ahí emitieron las escenas del maremoto que se llevó casas, coches y que provocó la explosión de la planta atómica deFukushima como si se tratara de una película, así que nos quedamos sin palabras.

Luego, todas las radiodifusoras terrestres suspendieron la transmisión de programas normales, y se enfocaron a los especiales del desastre durante las 24  horas del día y durante 3 días SIN NINGÚN ANUNCIO. En ese momento, me di cuenta que estábamos en una situación grave, aunque no había tantos estragos visualmente en Tokio donde yo estaba.

SNS, como Twitter o Facebook se “movieron” inmediatamente. Volaron los mensajes para mostrar los refugios, llamar para hacer donativos, animar a los damnificados, etc. Varias voces se unieron para exhortar e  incorporarse a las actividades de ayuda. Produjeron una gran conmoción, pero (como se pensaba), aparecieron algunas noticias falsas. Yo también las recibí por e-mail y twitter, decían: “Tengan cuidado con la lluvia negra que contiene radiactividad por la explosión de la planta atómica”. Claro que la gente no tenía mala intención, más bien, lo difundió con buena intención, así que es un problema difícil de evaluar.

Tres o cuatro días después, la televisión poco a poco incorporó los anuncios normales. Pero, la mayor parte de las compañías se abstuvieron de transmitir sus anuncios, en su lugar pusieron los anuncios de interés público  (como problemas del medio ambiente, la manera en que la gente podía brindar ayuda, etc.), de la asociación de anuncios públicos “ACJapan”. Según supe después, el 80 % de anuncios fueron de AC Japan en aquel momento. Parece que 4 o 5 tipos de anuncios de esta asociación, se emitieron demasiadas veces en todos los programas de todas las estaciones.

Este fenómeno causó que se abalanzaran las reclamaciones o amenazas hacia  AC Japan, como “Son escandalosos”, ”¡Nos van a lavar el cerebro!”, ”¡Absténganse!”… Para sorpresa de todos, AC Japan publicó una “disculpa por molestar” en su página web. A propósito, este fenómeno de abstinencia de anuncios es raro mundialmente, aunque en Japón había sucedido en ocasiones anteriores.Así que, los medios extranjeros se han cuestionado sobre si esta es una manifestación  cultural típica japonesa, según un artículo que leí. Me pareció  interesante.

Más tarde, los contenidos de los programas de televisión regresaron paulatinamente a la normalidad, como telenovelas o comedias. Bajo esta situación, se abalanzaron  muchas reclamaciones hacia las televisoras, como  “¡Son unos inútiles!”, “¡Es incorrecto hacer eso!”. Por otra parte, la verdad es que había un deseo público de ver las telenovelas, de no querer ver más noticias del desastre por los sentimientos de consternación que esto les producía.

Ahora pienso que en ese momento se percibía un ambiente de“abstinencia” y “negación”. A veces funcionaba bien, pero a veces hacía que la situación fuera más difícil de valorar, escudándose en las palabras. Aunque los estragos y los sentimientos dependen de cada quien, la verdad es  que la gente estaba excesivamente sensible bajo esta grave situación.Pudo ser que por eso cayeran fácilmente en una situación de descontento, como la crítica lanzada contra AC Japan.

Bajo tal situación, ¿Cómo transmitir?, ¿Qué desea la gente? ¿Cómo se cambia el contenido conforme pasa el tiempo después del desastre? Yo admiro a la gente que emitió mucha de la información por ensayo y error dentro del caos.

Ahora reflexiono  sobre el desastre del 2011 y lo escribí aquí para transmitirlo antes de que se esfume mi sentimiento. Espero que les interese y me regalen un comentario. Gracias por leerlo.

日本語で読む (http://wp.me/p3fn3k-y)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s